DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA

Hay en parques, comidas familiares, grupos de crianza y cómo no, en las redes sociales una batalla constante sobre “no hace falta ser madre/padre para …”

speakers-414559_640

Os pongo en situación. Al pediatra no le hace falta ser papá para saber que hay que dejar llorar a los niños para que espabilen y abran pulmones. no comments . A tu cuñado no le hace falta tener hijos para saber que a la niña por haber nacido con vagina le hacen falta los pendientes trogloditas . A tus amigas solteras les basta con sus sobrinos para opinar sobre tu decisión de no llevar al niño a la guardería; la profesora amargada está R que R en que está a favor de los límites positivos y tu la idolatras pero un día añade ella, “aunque de vez en cuando ponerlos en su sitio Qué sitio??? no está demás”… Se te cae el mito, temes por tus hijos a su cuidado, ruegas que ella no los tenga nunca. El dietista te vende el e-book de cómo hacer que tu hija “coma sola” con o sin papillas (coma sola??? no debemos permitirlo al menos hasta que cumpla unos cuantos años) y sin haber tenido un hijo o practicado “el método” con algún churumbel te lo pinta maravilloso y te encuentras con una información vacía y repetitiva.

Yo no me gano ni amigos ni seguidores por entradas como esta pero si no lo escribo exploto. Pero toca escribirlo porque discutirlo ya lo hemos discutido unas cuantas mamás y profesionales y por eso me han animado a que lo haga. De paso este blog se actualiza, pobre.

Empezamos.

1. Que nadie se sienta ofendido. No es su objetivo y 2. No convertirse en madre o padre es una decisión válida, muy mucho y no hay discutible en esto y menos en estos tiempo.
Ahora… si vas a dar tu opinión personal o profesional sobre la crianza, alimentación, u otro aspecto de los bebés o niñ@s de tus familiares, amigos o pacientes INFóRMATE FñoRMATE (obligatorio para los profesionales, optativo para familia y amigos) y añado… ESCUCHA activamente, se ASERTIVO, EMPÁTICO e interioriza estas frases “ella lo parió, no yo”,  “ella le da 4 comidas al día y luego friega el desastre, no yo” , “él se desvela preocupado por sus fiebres, no yo” , “ella se leyó 8 libros los 2 últimos 2 meses de embarazo, no yo”,  “ella y él han elegido educarla en casa, habrán estudiado mucho los pro, no yo” antes de soltar cualquier rosita por la boca y mucho más en tono juicioso.

Las madres se castigan constantemente con el látigo de la culpabilidad y ya ajustarán cuentas con su propio yo del futuro más maduro. Ahórrate tus críticas destructivas , ahórrate el sermón paternalista

No, no es que a las madres (me voy a referir crayon-2009816_640sólo a ellas porque de padres habemus pocus) no se les pueda decir nada – que es la crítica con mofa más fácil donde las haya– A las madres les encanta recibir información (excesiva diría yo) pero eligen, desde que ven el positivo en el predictor, en quién depositar su confianza. No las subestimes: Se suscriben a 2 revistas, se fían de su grupo de lactancia, son fanáticas de las charlas del pediatra de moda, followers #1 de las nutricionistas en instagram, devoradoras de libros de psicólogos, educadoras, enfermeras especializadas en infancia…y así un largo etcétera. Esa novedad y novatada de la maternidad las lleva a estar bastante informadas en muchos aspectos según va evolucionando su cría.

Si, es verdad, no siempre caen en las mejores manos (llámese el homeópata del barrio, la clínica del sueño del señor Cuchitrill, la dieta Truncan para el bebé (sí amigas, existe , lastimosamente, existe) pero no se les puede juzgar, ellas intentaban hacer lo mejor, no siempre aciertan, pero ya se castigan constantemente con el látigo de la culpabilidad y ya ajustarán cuentas con su propio yo del futuro más maduro. Ahórrate tus críticas destructivas, ahórrate el sermón paternalista que la bata blanca no se hizo con ese fin.

Lo que quiero decir es que cuando tratas con padres y/o madres tienes un constante semáforo en ambar. La cuñada que le arrancha la barbie a tu hijo porque tiene pene y los provistos de éste no deberían jugar con muñecas DEBERÍA TENER SEMÁFORO ROJO. El resto de humanos, tenemos LUZ AMBAR. Digo las cosas, prescribo recetas, valoro su lactancia, recomiendo tareas educativas SIEMPRE atendiendo el parecer de la familia. Me explico:

child-221069_640Siguen siendo minoría los pediatras que al recibir un bebé nuevo en consulta se sientan con una sonrisa y te preguntan por ti y tus hábitos con el bebé. Haréis colecho? Sois veganos? Lo llevarás a la guarde a al año y no a los 4 meses? No te interesan los percentiles? Ok, perfecto. Pues fotocopia de puré con introducción de pollo y huevo que se ahorra. Le valora parámetros y te dice los números pero se ahorra el atormentarte con que tu hijo no esté por encima de la media española (basado en listas americanas). Te comentará las medidas de seguridad a tener en cuenta cuando durmáis 3 o más en la cama y se ahorrará el mirarte mal. Y te dará la dirección del grupo de crianza más cercano para que hagas tribu aunque no vayas a la guarde, y de paso se ahorra que lo visites tan seguido. Comprobado está

Vamos, que la bata blanca no da LUZ VERDE para imponer NADA a una familia.
En un sondeo con las mamis llegamos a una conclusión, los pediatras padres o madres se acercan más a este prototipo.

Lo mismo sucede con la farmacéutica , el osteópata, la enfermera, el psicólogo, la educadora, la asesora de lactancia… Uy! Hablando de asesoras… Sí, tampoco tenemos luz verde. Cierto es que nos llegan muchas muchas mamás desesperadas y depositan en nosotras (nosotros! Que en mi edición de Asesoras Edulacta tuvimos a un chico! Ueee!) todo: confianza, cuerpo, y hasta el bebé (literal, una vez una me dijo, toma, enséñame cómo se hace) pero nosotras damos información, apoyo y herramientas. No ayudamos, no juzgamos, no vamos a donde no nos llaman. Estamos siempre con ellas, incluso detrás, nunca delante, actuamos siempre dependiendo de hasta a dónde quieren llegar las mamis, me refiero sobretodo a casos de destete, de lactancias mixtas… casos en lo que prima es siempre la díada madre-hijo. El 90% de las asesoras es madre. En muchas entidades es un requisito para poder cursar los estudios, además de haber amamantado.

Frases sobre el BLW que deben ir a la papelera: “va a comer solo” , “es más fácil”, “es lo normal”, “tendrás más tiempo para ti”, “enseguida aprenden”, “si esto no te funciona no será por mis indicaciones”, “así le demuestras lo mucho que os preocupáis por su salud”…

Y los dietistas y/o nutricionistas? Cómo somos con las madres? Otro de los motivos por los que me animé a escribir sobre esto es por aquellas que me contactaron durante estos dos años sobretodo por un tema en concreto: la introducción de alimentos. – Unas optaron por introducción de purés, sin recibir siquiera información de otra alternativa y cuando se vieron en el momento de ir DANDO (error. Se ofrece, no se da) sólidos las respuestas a sus desesperadas dudas eran “habla con el pediatra” “obliga un poquito cada día” “añade sal o azúcar” “no será para tanto mujer” “pues una natilla que es como puré y fruta en trozos” incluso “habla con el psicólogo, yo no tengo más que hacer”. En SERIO? ????????

Y bueno, las que optaron por la introducción a los alimentos libre de papillas / babyledweaning / alimentación complementaria a demanda también se vieron afectadas. Empezando por que les graban a fuego en la primera visita presencial u online un “va a comer solo” y seguido de frases como “es más fácil” ,“es lo normal”. “tendrás más tiempo para ti” . “enseguida aprenden”. “si esto no te funciona no será por mis indicaciones”, “así le demuestras lo mucho que os preocupáis por su salud” No compañer@s. Si no tienes hij@s, no quieres tenerlos, no te especializaste en pediatría o nunca atiendes casos infantiles, lo mínimo que podrías hacer es poner en práctica lo que está muy bonito en teoría. Un sobrino por ahí? Unas amigas… unos pacientes por último! Pero esas frases a parte de todas falsas, minan la paciencia y el corazón de una madre angustiada por un pilar básico que es para ella y su cría: la alimentación. Luz ambar! Se precavido! Y empírico de paso, que creo que todos pasamos por unos cuántos créditos de ciencia no?


IMG_6187_wm
Me voy a extender. Que esto es lo mío.
1. No se trata de que coma solo. Padre/madre/abuela/cuidador DEBEN de estar a su lado y no sólo físicamente estando pendientes de vigilar por su seguridad (los sustos están con las papillas y con los trozos) sino empatizar con ellos, COMER con ellos, JUGAR mientras comen (SI, TAMBIÉN. ES LA MANERA COMO ELLOS APRENDEN. NO LES RECITES EL LIBRO, ELLOS APRENDEN CON EL EJEMPLO)
2. Ya con el primer punto te queda claro que NO SERÁ MÁS FÁCIL. Dile a una madre sola con 3 hijos que fue fácil tener que fregar el suelo con cada comida o que al padre tener que lidiar con los abuelos/amigos/guardería cada vez que sacaban el tema.
3. Ha sido siempre un proceso NATURAL, lo que se hizo “siempre”, algo más orgánico PERO NORMAL, normal lo es TODO. Qué mensaje le das a esa madre? Que es rarita por no hacerlo?
4. TIEMPO. Hay madres y madres, unas que sacan tiempo de debajo de las piedras con 6 hijos y otras que con uno se ahogan. Más tiempo para ella? Y si a ella le va bien tener todo su tiempo ocupado con ese bebé disfrutando de este momento? Pretendes “vender” éste “método” gracias a ganarte a madres desperadas por dormir un poco?
5. Enseguida APRENDEN? A COMER y a DORMIR  NO SE APRENDE, es un proceso biológico, cada uno va a su velocidad y sin seguir ninguna instrucción. Como respirar.
6. Los último dos puntos ya creo que merecen multa. Por ahora me quedo a gusto así

Anuncios

Anímate a comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s