Barriguitas Llenas

Y entiéndase por llena: saciada fisiológica y emocionalmente…

Esas barriguitas de bebés que tanto nos gustan y que tanto dolor de cabeza y debate crean entre madres, padres, abuelas, pediatras, bloggers… son más fáciles de “bien llenar” de lo que creemos.

En líneas generales, un bebé necesita hasta los 6 meses solo leche materna (o sucedáneo en algunos pocos casos). Problema #1 resuelto. Comida rápida, calor y afecto. Todo por el módico precio de 0€ (si LME). A partir de los 6 meses y sólo si el bebé está preparado se puede empezar a ofrecer otros alimentos adaptando forma y textura; siempre manteniendo la leche como base de su alimentación. Problema #2 resuelto también, comida asegurada, desarrollo psicomotriz y descubrimiento de varias emociones. Precio? Usando los mismos productos de la compra familiar, hará falta adquirir una trona y un superbabero pero podréis quitar, si no lo habéis hecho ya antes, sal y azúcar de la lista del super. Compensa.

Y ya más adelante y dependiendo de cada niño, habrá que ir incorporando ingredientes, cambiando formatos, quizá evitar algun alérgeno? tal vez aumentar algún micronutriente? incluso negociar el menú si ya tienen la edad para ello (empiezan a mostrar preferencias incluso a querer colaborar en la cocina), etc. con la gran ventaja de ser ellos los que nos lo indican, si sabemos escucharlos.

Ahora bien, llenar esas barriguitas parece tarea fácil pero madres y padres siguen cuestionándose aún aptitudes y actitudes de sus hijos a la hora de la comida.

Antes he hablado de precios pero hay costes a tener en cuenta. Tomamos los padres las actitudes adecuadas  para con nuestros hijos en la mesa? Estamos predispuestos a desarrollar aptitudes positivas en la cocina y en la mesa? Así como mantener una lactancia materna exclusiva con éxito es un gesto que si bien no comporta grandes inversiones económicas sì tiene un coste psicológico y logístico. De la misma manera  llevar la armonía, comer saludable,  ofrecer  alimentos sanos y respetar los ritmos de cada uno de los miembros de la familia requiere un pequeño esfuerzo: seguir el instinto, ser empático, informarse y asesorarse.

 

Mami es la leche!

Introducción a la alimentación complementaria autoregulada

Nutrición infantil

Anuncios