Lactancia Materna

Foto cabecera: Melissa Segal.  Flickr 

La leche materna no debería ser una opción.

Estamos acostumbrados a leer sobre los beneficios de la lactancia materna cuando en realidad son las desventajas de la leche de fórmula las que deberían ser explicadas más a menudo. Pero ser activista en contra de algo hace que desviemos nuestro interés de aquello que deseamos defender y fomentar, por lo tanto no vamos a gastar fuerzas y sí vamos a seguir recalcando las bondades de NUESTRA leche:

Lo esencial: propicia el vínculo afectivo. Nada como mantener cerquita de tu corazón al niño que antes estaba en tu vientre.

Es ecológico.

Está a la temperatura justa y no se echa a perder. La tendremos al instante. A las mamás no nos sobra tiempo.

 Disminuye el riesgo de hospitalización de la madre por trastorno afectivo o psiquiátrico en el primer año tras el parto..

Ayuda a la contracción del útero que ayuda a la involución del útero (el regreso a su estado de no embarazo).

Previene Cáncer de útero, mama y ovario.

A largo plazo, la lactancia da como resultado huesos más fuertes y menor riesgo de osteoporosis.

Tiene efecto anticonceptivo. Procedimiento MELA.

Menor riesgo de anemia en comparación con aquella que alimenta a su bebé con preparados artificiales.

Es gratis.

Ayuda a recuperar el peso anterior al embarazo. Cuanto más prolongada sea la lactancia exclusiva, mayor será la pérdida de peso.

Futura mamá, aún tienes dudas?

🙂

 

 

Anuncios